La Junta insiste en que la dieta mediterránea es “la más saludable”

La Junta de Castilla y León insiste en que la dieta mediterránea propone un conjunto de pautas alimenticias “caracterizadas por la variedad y el equilibrio e incluye el consumo moderado de carnes y productos cárnicos entre las recomendaciones para alcanzar el saludable aporte nutricional”. De esta forma, en un comunicado, el Gobierno regional solicitó a los consumidores que no entiendan la premisa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el consumo de carne de una forma aislada y “sí interpretando aspectos como la dieta y las dosis que se toman”.

La dieta mediterránea, considerada por la UNESCO como patrimonio inmaterial de la Humanidad, incluye de una forma moderada el consumo de carnes rojas, hasta dos veces semanales, y una las procesadas.

La Junta sale al pasó así, en una Comunidad que disfruta de la dieta mediterránea, ante la proliferación de noticias relacionadas con el estudio divulgado ayer por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, en las que se incide sobre la inclusión, por parte de la OMS, de las carnes rojas y procesadas como alimentos con riesgo de cáncer.

En este sentido, el Ejecutivo aclaró que estas consideraciones, al igual que sucede con otros alimentos y hábitos, “hay que valorarlas siempre atendiendo a las circunstancias concretas de cada consumidor, de manera que una dieta variada y unos hábitos alimenticios correctos, en los que esté presente el consumo de la carne, complementado por otros productos como las legumbres y el pescado, son garantía del adecuado aporte nutritivo, en vitaminas y proteínas, que contribuya a la buena salud individual”.

De hecho, el propio estudio de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer indica que, para un individuo normal, el riesgo por consumo de carnes rojas y transformadas “es pequeño en un adecuado hábito alimenticio”, destacando al mismo tiempo que estos productos tienen un “importante y necesario valor nutricional que hay que tener en cuenta”.

Son numerosos los estudios y las organizaciones y sociedades científicas que, tanto a nivel nacional como internacional, insisten en la importancia de los hábitos saludables alimenticios y en la variedad de la dieta como elementos para la prevención de enfermedades, diversidad en la que también está presente la carne y los productos cárnicos consumidos de forma moderada. El Gobierno regional aseguró que la dieta mediterránea, cada vez más valorada y seguida a nivel mundial, parte de esas premisas de “variedad y equilibrio” y, en el caso de las carnes, “ya expresa el carácter necesario del consumo de productos cárnicos”.

Código Europeo contra el Cáncer

El Código Europeo contra el Cáncer recoge, entre sus recomendaciones para evitar la enfermedad, una que concretamente se refiere a la alimentación variada y equilibrada. “Haga una dieta saludable: coma granos enteros, legumbres, verduras y frutas. Reduzca los alimentos de alto contenido calórico y reduzca la ingesta de carnes rojas y de alimentos con alto contenido en sal. Evite las bebidas azucaradas”, señala.

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición ha aconsejado prudencia ante la proliferación de noticias sobre la inclusión de productos cárnicos entre los potencialmente cancerígenos, “algunas alarmistas y faltas del necesario rigor científico”. A la espera de nuevas evaluaciones de riesgo, también recomendó seguir las recomendaciones de salud pública al respeto del consumo “moderado” de estos productos.

La Junta recordó que mantiene su labor como “garante de la seguridad alimentaria de los consumidores a través de controles y analíticas que garanticen una oferta de alimentos seguros y de calidad”. En este sentido, la actual política en materia de seguridad alimentaria que realizan las administraciones públicas españolas a todos los niveles es la “más estricta del mundo”, según añadió la Administración regional, de manera que ante la menor sospecha de riesgo “se impediría la puesta en el mercado de alimentos que pudieran ser nocivos para la salud de las personas”.

 

Imagen: Chuleta de la IGP Carne de Ávila (M. Martín)

Deja un comentario