La vacuna contra la meningitis B aún no ha mostrado su eficacia, según el Ministerio

La “baja” prevalencia de los casos de meningitis B en España han llevado al Ministerio de Sanidad ha restringir la primera vacuna contra esta enfermedad tan solo a uso hospitalario. No se puede comprar ni siquiera con receta.

El coste de cada dosis, que varían entre dos y cuatro dependiendo de la edad, es de 74 euros, por lo que para aquellos que tengan que ser vacunados de todas las dosis, el gasto público se eleva a los 296 euros.

A pesar de que los menores en general son los más susceptibles de padecerla, sobre todo los más peques tienen un riesgo alto. Si la vacuna, llamada Bexero, se incluyera para todos los niños menores de cinco años en España (2.457.816, según los últimos datos del INE) el coste para el Estado podría llegar hasta los 727,5 millones de euros, con todas las dosis incluidas.

Según las estimaciones, el tratamiento de por vida por las secuelas que deja esta enfermedad asciende a los 1,2 millones, lo que multiplicado por los casos al año, entre 450 y 600, el coste estaría entre los 630 y 720 millones de euros, más baratos que vacunar a toda la población menor de cinco años.

La AEP pide que se incluya en el calendario de vacuna infantil

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha pedido este miércoles la inclusión de la nueva vacuna de la farmacéutica Novartis en el calendario infantil para proteger a todos los niños de esta enfermedad que aparece la mayoría de las ocasiones de forma impredecible.

El doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, explica que algunos países ya han anunciado que incorporarán Bexero a su calendario infantil. Estos países son Reino Unido, y algunas zonas de Alemania, Irlanda y República Checa. “Otros está negociando con las farmacéuticas para llegar a un acuerdo sobre el precio, aunque todavía no han anunciado que la incluirán”, cuenta el experto.

Sin embargo, el departamento de Ana Mato ha acotado su administración al uso hospitalario para aquellas personas con déficit de complemento o de properdina, asplenia o disfunción esplénica grave (anemia de células falciformes), personas que ya han sufrido algún episodio de meningitis y personal de laboratorio que manipule muestras que puedan contener meningococos, un 5% de los afectados según la asociación, ya que la mayor parte de casos se dan en niños sanos.

También se contempla su uso en caso de brotes, definidos como dos o más casos confirmados.

Desde el Ministerio aseguran a Teinteresa.es que no se limita el uso por el dinero ya que “no se evalúa  hasta que hay evidencias de la seguridad y eficacia de un medicamento, incluyendo las vacunas, nunca antes”, lo que hasta ahora no ha sucedido, según argumentan.

“Teniendo en cuenta la situación epidemiológica de la enfermedad meningocócica tipo B en España y las incertidumbres acerca de la efectividad de la vacuna, de la persistencia de anticuerpos protectores a medio y largo plazo,  de la seguridad y eficacia de la vacuna en inmunodeprimidos, del efecto en la administración concomitante de esta vacuna con otras (por ejemplo frente a la enfermedad meningocócica tipo C y frente a la vacuna conjugada frente enfermedad neumocócica invasora 10 y 13 valentes) no se recomienda su incorporación en el calendario de vacunación infantil”, señalan.

No se pueden vender en farmacias

El farmacéutico madrileño Demetrio Fidalgo explica a este diario que la normativa del Ministerio de Sanidad impide que esta vacuna se comercialice en las farmacias como en el resto de países europeos.

“Sólo se puede dispensar en el ámbito hospitalario, es decir fuera de la farmacia y las farmacéuticas solo se la pueden vender a hospitales”, señala. Esto quiere decir que los pediatras no pueden recomendársela a los padres para que protejan a sus hijos de la enfermedad si quieren.

“Nosotros somos la excepción al resto de Europa”, señala el coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación AEP. “Al menos deberían dejar que los padres decidiesen si quieren proteger a sus niños”.

Moreno denuncia que mientras “las autoridades se lo siguen pensando, alrededor de 30 o 40 niños mueren al año por meningitis, muertes que se podrían evitar”.

Para los pediatras, la vacunación únicamente en los casos que han acotado las autoridades sanitarias es “insuficiente”, ha insistido Teresa Hernández-Sampelayo, que pide a Sanidad que “reconsidere” su decisión ya que en la mayoría de países europeos puede comercializarse libremente y en Reino Unido se ha acordado su inclusión en el calendario vacunal.

El también pediatra Federico Martinón, del Complejo Hospitalario de Santiago y participante en el desarrollo clínico de la vacuna, ha defendido además que hasta el momento se han distribuido medio millón de dosis por todo el mundo y se han vacunado a cerca de 100.000 personas “sin incidencias no esperables”.

La compañía, según ha reconocido la directora de Novartis Vaccines, Mercedes Echauri, ha aclarado que el precio actual es el que se ha fijado para su venta a los hospitales por lo que, de cambiar su estatus, el precio también podría variar.

Silvia Pozo (Teinteresa.es)

Deja un comentario