Las infecciones activas por el virus de la hepatitis C se reducen a la mitad en tres años

España evidencia numerosos avances en la detección y tratamiento del virus de la hepatitis C (VHC), cuya erradicación está fijada como uno de los objetivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2030. Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) en el Instituto de Salud Pública de Navarra han cuantificado el impacto de las intervenciones preventivas y del tratamiento de esta infección.

Los expertos han concluido que las infecciones activas por VHC se han reducido a la mitad en tres años desde la extensión de los tratamientos antivirales de acción directa, puesto que el número de curaciones ha superado con creces al de nuevos diagnósticos.

En un trabajo publicado en Plos ONE, los científicos han analizado y comparado la situación de las personas residentes en Navarra con diagnóstico de infección activa por el VHC a principios de 2015 y a finales de 2017. Según explica Jesús Castilla, investigador del CIBERESP que ha liderado este trabajo, “se ha pretendido evaluar el impacto de los nuevos tratamientos de la hepatitis C en condiciones de vida real”.

A comienzos de 2015 había 1.503 pacientes con hepatitis C activa, un 2,4 por 1.000 habitantes, y al final de 2017 la prevalencia había disminuido un 47%. Durante el periodo de estudio se ha conseguido la curación de 984 casos, y se detectaron otros 333 nuevos casos de infección activa. Los casos prevalentes y nuevos diagnósticos fueron más frecuentes en hombres, en nacidos entre 1950 y 1979, en personas con VIH y en los estratos con bajos recursos económicos, “factores que deben tenerse en cuenta para avanzar en la eliminación de esta infección”, incide Castilla.

Un análisis del tratamiento con antivirales y su impacto en la salud

Asimismo, el equipo de Jesús Castilla ha analizado en otro estudio publicado en Plos ONE cómo perciben los pacientes la curación de la infección por el VHC. Regina Juanbeltz, autora principal del artículo, indica que “en un intervalo de tan solo 12 semanas tras la finalización del tratamiento, los pacientes refirieron mejoras considerables en la morbilidad, disminución del dolor, ansiedad y depresión, y mejora en la valoración subjetiva del estado de salud, lo que redundó en una mayor calidad de vida”.

Los antivirales de acción directa han demostrado una alta eficacia para lograr la curación de la infección en pacientes con hepatitis C crónica. Este estudio observacional ha evaluado el cambio en la calidad de vida relacionada con la salud de pacientes tratados y curados entre 2015 y 2016. Los pacientes completaron un primer cuestionario antes de iniciar el tratamiento y volvieron a contestarlo a las 12 semanas después de concluir el tratamiento, antes de conocer si realmente habían curado la infección.

Entre los resultados más destacados, se produjo una reducción en la proporción de pacientes con problemas de movilidad (de 35% a 24%), dolor y malestar (de 60% a 42%), ansiedad y depresión (de 57% a 44%) y un aumento general de la escala de utilidad. Asimismo, se observaron mejoras en la puntuación en pacientes cirróticos y de los coinfectados con el VIH.

El coste del tratamiento se compensa con el ahorro en gasto sanitario

El grupo del CIBERESP ha estudiado además el impacto económico de la aplicación del Plan Estratégico Nacional de la hepatitis C en Navarra, y ha concluido que el coste del tratamiento con antivirales se ha compensado en gran parte con el ahorro en gasto sanitario a medio plazo y su impacto presupuestario prevé un ahorro neto a partir del tercer año. Los dos parámetros determinantes, indican, han sido la disminución del precio del tratamiento y la respuesta viral sostenida en cerca del 100% de los pacientes tratados.

De los primeros 656 pacientes tratados, el 98% alcanzó respuesta virológica sostenida y el coste medio del tratamiento fue de 18.743 euros por paciente, coste que fue disminuyendo a medida que aumentó el número de pacientes tratados. Este estudio comparó la situación basada en datos reales de Navarra con la introducción de los nuevos tratamientos antivirales frente a una situación alternativa en el supuesto de que no se hubieran introducido estos tratamientos.

Deja un comentario